Tragedia en zona rural de Suaita, bebé murió por inmersión al caer en una quebrada

Consternados se encuentran los padres de un menor de 2 años de edad, quienes lloran su partida; de manera lamentable en el corregimiento de Olival, municipio de Suaita, Santander, un bebé identificado como Juan Camilo Zúñiga Maldonado, falleció por inmersión luego de caer, de manera accidental, a una quebrada situada en zona boscosa de la finca San Roque.

El padre del menor, Ciro Antonio Zúñiga Ayala, manifestó a las Autoridades Policiales, que se levantaron, como todos los días, muy temprano a cumplir con labores propias del campo, exactamente, fueron a ordeñar y consigo se llevaron a su otro hijo de 4 años. Mientras tanto, el pequeño Juan Camilo, de dos años, se quedó en cama durmiendo.

Sin embargo, antes de que los padres retornaran de los oficios, se despertó y salió de la casa, quizá a buscarlos.

El menor comenzó a caminar en zona boscosa resbalando por una ladera y finalmente, cayendo a un lago donde se ahogó.

El Coronel Alfonso Reyes Cruz, Comandante del Tercer Distrito de Policía Barbosa, manifestó a Noticias 1330, que los padres, al regresar a la vivienda y no hallar al pequeño informaron a las autoridades sobre la desaparición y procedieron a la búsqueda por los alrededores de la finca; cuando lo hallaron ya era tarde, el cuerpo no tenía signos vitales.

Desde hace varios meses esta familia había salido desde su natal Mogotes para trabajar en la finca lechera en Olival, buscando mejores oportunidades de vida.

Las Autoridades Policiales y Equipo de Noticias 1330 lamenta lo ocurrido, invitando a padres de familia, no dejar solos a sus hijos, estar pendiente y al cuidado de los mismos, promover mecanismos de dialogo, enseñar reglas básicas de seguridad, como también números de Organismos de Socorro y Policía, finalmente, que eviten contacto con personas extrañas.

Fuente: El Coronel Alfonso Reyes Cruz, Comandante del Tercer Distrito de Policía Barbosa

Crédito: Fabián Andrés Hoyos Carvajal