“NEGRO” INTERPUSO UNA TUTELA PARA EXIGIR SUS DERECHOS A LA VIDA

El derecho a que se le respete su vida fue el principal motivo que llevó a que un perro de nombre Negro interpusiera una acción de tutela ante el Tribunal Administrativo de Santander, con el fin de que las autoridades se hagan responsables de sus cuidados y le salven la vida.

El representante del perro ante los juzgados, Ludwing Mantilla Castro director de la fundación “Santander por Naturaleza” señaló que el animal está condenado a morir luego del mal estado en el que fue encontrado.

“Hoy el perrito esta pidiéndole a los magistrados del Tribunal Administrativo de Santander que obligue a las entidades del Estado a salvarle la vida, como derecho fundamental consagrado en el artículo 11 donde dice que la vida es un derecho inviolable, el está pidiendo rehabilitación medicamentos y alimentación” señaló Mantilla.

“Requiere un tratamiento de cirugía, el perrito no puede apoyar sus extremidades, necesitamos del Estado para que cumpla con sus obligaciones, hay unas normas constitucionales que son fundamentales como son el derecho a disfrutar de un ambiente sano y el derecho a la vida” agregó Ludwing.

Jackeline Arias, quien encontró en mal estado de salud a Negro un 10 de marzo, relató que el perro fue hallado enterrado debajo de un árbol, con hipotermia  y no se podía mover, “literalmente lo que hice fue rescatarlo y pedir ayudar porque en mis fuerzas y mi en fondos no está poder darle el bienestar que necesita”.

“Ya se le hizo la cirugía el 13 de marzo, la recuperación comprende en terapia física, medicamentos y buena alimentación, pero yo no he logrado llevarlo a valoración por los altos costos,  porque no cuento con el dinero suficiente para cubrir todo  por eso con la ayuda de la fundación de la cual hago parte decidimos interponer la acción de tutela para que las autoridades nos ayuden” agregó Arias.

La tutela fue instaurada en contra de la Alcaldía de Bucaramanga, la secretaría de salud y contra la Gobernación de Santander para que cumplan sus funciones como garantes de los derechos de la vida de los niños y animales.

Finalmente, Ludwing Mantilla señaló que “Con este mecanismo constitucional, sería la primer tutela para todo el país firmada por un perro frente a los estrados judiciales para exigir el derecho de vida”.

tomado de rcn radio bucaramanga

www.rcnradio.com