Cierre en la Medellín-Bogotá ya genera pérdidas millonarias y caos vial

En un paraje de Puerto Boyacá, Magdalena Medio colombiano, permanecían, ayer, más de 50 tractomulas estacionadas, inmovilizadas por orden de las autoridades. Se les prohibía seguir su camino a Medellín, porque un nuevo derrumbe, esta vez en el km 14+350 y de 50.000 metros cúbicos de tierra, tapó la doble calzada a Bogotá y es un riesgo latente para los conductores que transiten por el lugar.

La orden de restricción está sustentada en el peligro que representa la inestabilidad del talud, en jurisdicción del municipio de Copacabana. Transportadores y líderes gremiales advirtieron que empezaron a padecer pérdidas económicas.

Según Luis Orlando Ramírez, director de la Asociación de Transportadores de Carga (ATC), muchos conductores de camión llevan hasta 18 horas estacionados en Puerto Boyacá. Agregó que cada día de pérdida es superior a 1 millón 500.000 pesos por vehículo.

“Pedimos a la Policía que levante esa restricción en Puerto Boyacá, pues muchos de los transportadores no van para Medellín, sino a Marinilla, Guarne, La Ceja y Santuario, por lo que deben hacer un análisis y permitir a los transportadores llegar a sus hogares o poder descargar mercancías en el Oriente”, anotó.

créditos el colombiano

Deja un comentario