Sicarios disfrazados de vigilantes matan a un exmilitar

Fulgencio Vélez fue baleado en un parqueadero, en Soledad atlantico, por un hombre vestido de vigilante. Conformaba red de apoyo del Ejército.

Un amigo del exsargento del Ejército Fulgencio José Vélez Orozco aseguró que los sicarios que lo mataron el jueves, en el municipio Soledad, aprovecharon que estaba “descuidado”.

El atentado criminal se registró a las 8:15 de la noche, en la carrera 14B con calle 50, barrio Antonio Nariño. Vélez, de 45 años, recibió 10 impactos de bala.

“Él estaba armado, pero se lo ganó la confianza del sector”, lamentó ayer el allegado, quien pidió reserva de su identidad, en las afueras de Medicina Legal.

El exmilitar se confió porque no vivía en el departamento del Magdalena, de donde provenían las amenazas de muerte en su contra porque era miembro de una red de apoyo que provee escoltas.

“Hacemos parte del programa ‘Magdalena vuelve al campo’, que consiste en ponerle seguridad a empresarios, más que todo ganaderos, para que no los extorsionen y también verificamos cada caso”, explicó el amigo y colega.

Las intimidaciones fueron telefónicas: lo llamaron y le dijeron que se cuidara, que ya estaban cerca de su familia. Pero también a través de panfletos que circularon en Santa Marta y en los que fue referenciado.

Fulgencio Vélez Orozco, exmilitar asesinado.
Fulgencio Vélez Orozco, exmilitar asesinado.

“Las bacrim se están tratando de robar tierras en Zona Bananera, Fundación, Aracataca y El Piñón. Hay varias bandas criminales (bacrim): ‘los Paisas’, ‘los Pachenca’, ‘Clan del Golfo’. Todo se genera por darle duro a las bacrim”, agregó.

Disfrazados

El brigadier general Mariano Botero Coy, comandante de la Policía Metropolitana, declaró que se investiga “la sevicia” con que se cometió el crimen, debido a la cantidad de proyectiles asestados a Vélez Orozco.

También, el posible nexo entre el ataque y la labor del fallecido. “Al parecer trabajaba en una red de apoyo, (…) Lo que hemos indagado es que trabajaba por fuera de Barranquilla”.

Una fuente informó que vecinos vieron a una pareja de sospechosos motorizados que, previo al crimen, “tenían como 40 minutos” de estar rondando por el sector. “Llegaron a una tienda, compraron cigarrillos y esperaron”.

Cámaras de seguridad ubicadas en la zona muestran que los homicidas llegaron disfrazados de vigilantes al estacionamiento. “Dijeron al señor que cuida ahí que eran escoltas de él y por eso los deja entrar”, agregó.

Cuando recibió los disparos, Vélez atendía una conversación por WhatsApp.

“Se investiga dónde puede desembocar este caso porque la sevicia del asesinato es porque aquí hay cosas”, advirtió Botero.  cortesía el heraldo

Deja un comentario