POLICÍA INCAUTA PELIGROSA SERPIENTE EN EL CENTRO DE BUCARAMANGA

La Policía Nacional a través del Grupo de Protección Ambiental y Ecológica en desarrollo de la estrategia institucional de “Protección al Medio Ambiente y de Los Recursos Naturales”, logró la captura en flagrancia de un hombre de 26 años, por el delito de aprovechamiento ilícito de los recursos naturales.

Momentos en que la patrulla del cuadrante se encontraba realizando actividades de registro y control en la calle 35 con carrera 16, zona céntrica de la ciudad, percibieron el comportamiento inusual del hombre al cual le realizaron un registro a persona.

Al inspeccionar el maletín que portaba esta persona, los uniformados hallaron con sorpresa que en su interior se encontraba una peligrosa serpiente, conocida como cascabel, la cual fue rescatada con medidas de seguridad, al ser revisada por los entes ambientales, se estableció que esta serpiente había recibido diferentes maltratos físicos que le han generado diferentes secuelas. De acuerdo a lo que se pudo establecer, éste hombre al aparecer utilizaba la serpiente para practicar ritos esotéricos poniendo en riesgo su propia vida y la de los transeúntes que ingenuamente participaban como observadores de éste tipo de rituales. Es de anotar que la mordedura de éste tipo de víboras generan una disminución de la presión sanguínea, la destrucción e inflamación del tejido cercano a la mordida, y hemorragia tanto en la zona afectada como en otras partes del cuerpo y cabe que resaltar que en caso de una mordedura es difícil encontrar el suero antiofídico ya que tiene que ser traído desde otro país.

El capturado fue dejado a disposición de la fiscalía, y la serpiente fue puesta a disposición en el centro de rescate de Fauna Silvestres del AMB.

La Policía Metropolitana de Bucaramanga, ha creado la línea de emergencia 123, el número único de los cuadrantes y el correo electrónico Mebuc.polam@policia.gov.co como canal directo de comunicación con los ciudadanos, donde la comunidad puede denunciar hechos de contaminación ambiental, destrucción de ecosistemas, explotación irregular de recursos

naturales y tráfico de especies, porque todos somos responsables del cuidado y protección del medio ambiente.

Esta actividad ilícita implica una violación a las normas de protección ambiental por lícito aprovechamiento de los recursos naturales renovables. El que con incumplimiento de la normatividad existente se apropie, introduzca, explote, transporte, mantenga, trafique, comercie, explore, aproveche o se beneficie de los especímenes, productos o partes de los recursos fáunicos, forestales, florísticos, hidrobiológicos, biológicos o genéticas de la biodiversidad colombiana, incurrirá en prisión de cuarenta y ocho (48) a ciento ocho (108) meses y multe hasta de treinta y cinco mil (35.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

3

 

 

Deja un comentario