Nuevo sello dice cuánta energía eléctrica gastan sus aparatos

¿Sabe usted qué tanta energía eléctrica desperdician sus electrodomésticos viejos y qué tanto se puede ahorrar en su factura de energía de cada mes si cambia su lavadora o nevera, o renueva el aire acondicionado, o si tiene una empresa y utiliza motores industriales?
Desde agosto, el Ministerio de Minas y Energía y las autoridades energéticas comenzaron a implementar, en los almacenes que venden equipos eléctricos, el Reglamento Técnico de Etiquetado (Retiq), con el fin de promover la eficiencia energética mediante una información clara del nivel de consumo del equipo o aparato.

Según la entidad, la etiqueta, que es obligatoria en los puntos de venta, debe indicar el rango de eficiencia de cada aparato, para lo cual se fijó una escala de la letra A a la G, siendo la letra A la que representa al que tiene un menor consumo de energía durante su vida útil, lo que se traduce en un menor pago en la factura de energía y de gas.
Lo anterior porque un equipo más eficiente, de clase A, puede consumir hasta un 50 por ciento menos de energía y generar un 50 por ciento menos de emisiones de dióxido de carbono al año. La etiqueta también debe contener el consumo de energía eléctrica al mes, el porcentaje de ahorro según la categoría, así como la marca y el modelo del equipo.

Según el ministerio, el programa de etiquetado comenzó el 31 de agosto, y la etiqueta estará en:

*Lavadoras de ropa de uso doméstico
*Refrigeradores y congeladores de uso doméstico
*Aires acondicionados para recintos
*Motores industriales

Y partir del 31 de agosto del 2017, quienes vendan los siguientes productos deben cumplir con la norma:

*Equipos de cocción de gas
*Calentadores de agua
*Refrigeración comercial
*Aires acondicionados unitarios (casas y apartamentos)

Por ejemplo, según la cartera de Minas y Energía, una familia que tenga una nevera convencional, al sustituirla por otra más eficiente podrá ahorrar al año 120.000 pesos, y durante la vida útil del equipo tendrá ahorros aproximados de 1’400.000 pesos.

Adicional a las ventajas para las finanzas familiares y para el medioambiente, el etiquetado energético podría reflejar un ahorro de 1,3 billones de pesos de subsidios de energía durante 10 años. A junio del 2016, el proyecto de normalización y etiquetado de eficiencia energética ha recibido una inversión cercana a los 4 millones de dólares: cerca de 3 millones aportados por el Gobierno y más de un millón donado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial.
El director de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), Jorge Valencia, destaca que el país debe cambiar la costumbre de que los electrodomésticos se heredan a alguien que los necesite, pues quizá quien lo reciba estará asumiendo un problema, al tener un equipo con alto consumo, el cual se refleja en la factura mensual de la luz

Deja un comentario